Cirugía de Vesícula
Cirugía Antirreflujo
Cirugía de Hernia
Cirugía de Hemorroides
Cirugía de Varices
Cirugía de Apéndice
Cirugía de Obesidad
 
 
Cirugía de Hemorroides Ambulatoria
 
Cirugía de Hemorroides Ambulatoria

Las hemorroides constituyen una patología de altísima frecuencia, pero solo un escaso número de pacientes llegan a ser operados por esta afección. La mayor resistencia a esta cirugía se ha debido al temor del paciente a las complicaciones y al dolor postoperatorio que en muchos casos puede ser persistente e intenso.

La cirugía hemorroidal, denominada también como hemorroidectomía es una de las técnicas más habituales en la cirugía anal, cuenta con una bien justificada fama de dolorosa y es acompañada de potenciales complicaciones postoperatorias como hemorragia, edema perianal, incontinencia anal, retención urinaria y estenosis anal.
Sin embargo, en la actualidad existe una nueva técnica quirúrgica para el tratamiento de las hemorroides que permite disminuir de manera significativa el dolor y las complicaciones postoperatorias, mediante el empleo de un sistema de sellado de vasos sanguíneos: LigaSure ® (Valleylab).

El sistema de sellado de vasos LigaSure ® es un nuevo dispositivo hemostático que permite sellar vasos sanguíneos de hasta 7 mm de diámetro mediante la desnaturalización del colágeno y la elastina dentro de la pared del vaso y en el tejido conectivo que lo rodea. El área tratada alcanza una consistencia y resistencia similares a las conseguidas con una sutura, un sellado vascular que soporta hasta el triple de la presión sistólica así como una ausencia de trombos proximales secundarios.

Los estudios clínicos de mayor evidencia científica (metanálisis) demuestran que el uso del sistema de sellado de vasos LigaSure ® disminuye significativamente el tiempo operatorio y la hemorragia en pacientes sometidos a cirugía hemorroidal. Además, al haber un mínimo daño de los tejidos con el uso del LigaSure ®, existe una disminución del dolor y consumo de analgésicos, tanto en el postoperatorio inmediato como en el tardío.

En nuestra experiencia, el uso del sistema Ligasure ® durante la cirugía hemorroidal (hemorroidectomía) la hacen una técnica más sencilla, rápida, totalmente exangüe y con una disminución importante del dolor postoperatorio así como de sus complicaciones. Este procedimiento lo realizamos de manera ambulatoria, es decir sin necesidad de hospitalización.

El Dr. Dick Manrique Mansilla, MD, FASMBS cirujano general y laparoscopista de la Torre de Consultorios de la Clínica San Borja ha sido pionero en el Perú en el uso del Sistema LigaSure ® para el tratamiento de las hemorroides, teniendo la casuística más importante con este tipo de técnica operatoria. El Dr. Dick Manrique muestra en su serie de casos operados de Hemorroidectomía con Ligasure ® un porcentaje de complicaciones postoperatorias como fístula, estenosis anal e incontinencia anal de 0%. Su porcentaje de recidiva es menor al 1%.

Preguntas Frecuentes

¿Que son las hemorroides?

Las hemorroides son dilataciones venosas localizadas en la parte baja del recto o del ano y constituyen la patología proctológica más frecuente en nuestro medio.

En sus estadios iniciales, las hemorroides pueden ser manejadas de manera eficiente sólo con tratamiento médico, es decir con modificación de la dieta y analgésicos. Otras veces, se emplean técnicas mínimamente invasivas como la ligadura elástica. La cirugía de hemorroides, conocida como hemorroidectomía, se reserva sólo para casos más avanzados o que presenten cierto grado de complicaciones.

¿Qué tan frecuentes son las hemorroides?

Alrededor del 75% de la población mundial presentara hemorroides en grado variable en algún momento de sus vidas. Las hemorroides son mas comunes en los adultos en edades comprendidas entre los 45 y 65 años.

En el Perú, se estima que aproximadamente el 50% de varones mayores de 50 años sufren de esta enfermedad. Del mismo modo, las hemorroides son más comunes en las mujeres embarazadas.

¿Cómo se producen las hemorroides?

Las hemorroides se producen por un aumento en la presión de las venas del ano o del recto. Dicha presión provoca el abultamiento y la expansión de las venas, pudiendo ocasionar dolor, sangrado o prurito en la zona del ano.

¿Cuáles son las causas que predisponen la aparición de hemorroides?

Existen múltiples causas y factores que predisponen la aparición de hemorroides. Entre ellas podemos destacar las causas dietéticas, ocupacionales, hereditarias, patológicas e higiénicas.

Causas dietéticas: Todas aquellas dietas pobres en fibra, verduras, frutas o líquidos, colaboran con la presencia de estreñimiento; del mismo modo existen ciertos alimentos, como el alcohol, los picantes, el chocolate, el café, los cítricos y algunos enlatados, que pueden modificar el transito intestinal o la consistencia de las heces, pudiendo predisponer en ciertas oportunidades al desarrollo de las hemorroides.

Causas ocupacionales: Existen algunas profesiones u oficios en los cuales el paciente puede estar mas propenso a sufrir de hemorroides, pudiendo mencionar todas aquellas en las que el paciente permanezca sentado o de pie durante periodos prolongados de tiempo, o le demande realizar esfuerzo físico permanente.

Causas hereditarias: No existe ninguna evidencia clínica que relacione la enfermedad por hemorroides con el factor hereditario. Sin embargo, esta enfermedad puede observarse con mayor predominancia en individuos de una misma familia.

Causas patológicas: Existen enfermedades crónicas como la cirrosis hepática y la trombosis de la vena porta, que al producir alteraciones en el sistema venoso, favorece la aparición de hemorroides. Del mismo modo, la diarrea crónica al irritar y aumentar la presión de las paredes del ano, aumenta la incidencia de esta enfermedad. Así mismo, el embarazo es la causa principal de hemorroides en las mujeres jóvenes.

Causas higiénicas: El uso constante de ropa interior sintética, la limpieza diaria con papel higiénico corriente, la higiene personal diaria con jabones irritantes. Del mismo modo, el rascado frecuente de la región anal o la aplicación frecuente de cremas o soluciones no medicadas, constituyen un factor adicional importante en la génesis de las hemorroides.

¿Cómo se diagnostican las hemorroides?

Como todas las condiciones relacionadas con el canal anal o el recto, el diagnóstico de hemorroides se hace mediante el examen visual del ano y se complementa con el examen del tacto rectal (con guantes lubricados).

Luego de este procedimiento, se introduce un instrumento luminoso en el canal para poder visualizar el interior del recto. Este tubo luminoso puede ser un anoscopio (un pequeño tubo que puede examinar las últimos centímetros del recto) o un sigmoidoscopio (un tubo largo y flexible que también puede examinar la parte baja del intestino grueso).

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma más común es el sangrado rojo brillante por el ano, visible en las heces, en el papel sanitario o en forma de gotas dentro del inodoro. A medida que las hemorroides se agrandan el sangrado puede ser más intenso.

En las hemorroides externas, el sangrado se acompaña de una masa dolorosa en el ano, que produce intenso malestar. En las hemorroides internas, el sangrado generalmente no se acompaña de dolor, o este es muy leve.

¿Cuáles son los diferentes tipos de hemorroides?

Existen dos tipos de hemorroides: externas e internas.

Hemorroides externas: Son venas dilatadas situadas por fuera del canal anal. Normalmente tienen el aspecto de un pequeño bulto y se encuentran cubiertas por piel adyacente. Pueden provocar dolor perianal severo, prurito (comezón) y algunas veces sangrado.

Hemorroides internas: Son dilataciones venosas localizadas dentro del recto y que se encuentran cubiertas por mucosa. Cuando las hemorroides internas se tornan grandes, pueden prolapsarse a través del canal anal, volverse visibles y acompañarse de dolor intenso. Sin embargo, el signo más común es la presencia de sangrado rectal sin presencia de dolor.

Una hemorroide trombosada contiene un coágulo de sangre que puede causar una sensación de quemazón dolorosa, presión o hasta un intenso deseo de rascarse el área afectada.

¿Cuáles son los grados de las hemorroides ?

La clasificación del grado de hemorroides que padece una persona es siempre en base a las hemorroides internas, no de las externas. Se presentan 4 grados o estadios:

Grado I: Sangrado con la deposición. Dilatación de los paquetes hemorroidales internos pero sin llegar a “salirse” al exterior. Provocan picazón y/o sensación de bulto.

Grado II: Salida de las hemorroides al exterior en el momento de la deposición, regresando a su posición inicial de forma espontánea después de la defecación. Provocan picazón, sensación de bulto y/o dolor de intensidad variable.

Grado III: Salida de las hemorroides al exterior en el momento de la deposición, debiendo el paciente ayudarse a reintroducirlas manualmente. Se asocia a sangrado frecuente con las deposiciones. Producen picazón, manchado de ropa interior y dolor en grado variable.

Grado IV: Las hemorroides permanecen en el exterior durante la mayor parte del día. Presentan supuración constante, manchado de ropa interior, sangrado regularmente copioso, sensación de ardor y dolor permanente.

¿Qué complicaciones presentan las hemorroides?

La principal complicación es la trombosis aguda de las hemorroides, por lo general se presenta con dolor intenso asociado con un masa perianal palpable. Estos pacientes por lo general están muy sensibles y adoloridos y necesitan de una solución quirúrgica dentro de las 48 horas de iniciado los síntomas.

Otra complicación de las hemorroides es la anemia intensa secundaria a hemorragias abundantes o a la persistencia de pérdida de pequeñas cantidades de sangre.

¿Las hemorroides pueden degenerar en cáncer?

No existe ninguna relación entre la enfermedad hemorroidal y el cáncer. Sin embargo, en muchas oportunidades algunos síntomas atribuidos a las hemorroides como sangrado, dolor al defecar o estreñimiento podrían deberse a otras patologías, entre ellas, cáncer de colon o recto. Es por esto, que cualquiera de estos síntomas deben ser consultados a la brevedad posible con el médico especialista.

¿Qué medidas generales podemos emplear para aliviar los síntomas de las hemorroides?

Las medidas generales van orientadas a disminuir los síntomas causados por las hemorroides. Es importante tomar en cuenta que el único tratamiento definitivo para solucionar un problema de hemorroides es a través de una cirugía.

Medidas generales:

  1. Utilice ropa interior de algodón.
  2. Evite estar mucho tiempo sentado.
  3. Evite usar jabones irritantes e ingerir alimentos picantes / café.
  4. Evite rascar las hemorroides.
  5. Haga ejercicios regularmente.

Durante las crisis:

  1. Baños de asiento con agua tibia, 3-4 veces al día, durante 10 a 15 minutos.
  2. Cremas antihemorroidales que contengan analgésicos tópicos como la lidocaina, durante un tiempo limitado (no más de 5 a 7 días, porque pueden provocar más sangrado). Recuerde que si usa cremas antihemorroidales que contengan corticosteroides, estas deben usarse por corto tiempo y deben ser supervisadas por su médico especialista.
  3. Bolsas con hielo para aliviar la hinchazón.
  4. Uso de analgésicos como el paracetamol, ibuprofeno o aspirina (AAS) para aliviar el dolor.

Durante la defecación:

  1. Evite el estreñimiento, aumente la cantidad de fibra en sus alimentos: incluya frutas frescas, verduras, pan integral y cereales de granos enteros. Tome líquidos en abundancia, un mínimo de 8 vasos al día.
  2. Evite reprimir el deseo de ir al baño.
  3. Evite los esfuerzos durante la defecación.
  4. Para la limpieza, use toallas húmedas desechables (no papel sanitario).
  5. Si las hemorroides se prolapsan (se salen del ano), lo mejor es intentar devolverlos a su posición habitual haciendo una leve presión con el dedo.

¿Cuando se decide operar unas hemorroides?

La decisión de operar las hemorroides dependerá del grado en que se encuentren al momento de la consulta médica. Los Grados I y II, es decir leves, pueden ser tratados médicamente, empleando medidas generales como modificaciones en la dieta, ablandadores de heces o cambios en el estilo de vida. Los Grados III y IV se deciden operar, puesto que por la experiencia adquirida en nuestra institución, no suele resolverse el problema solo con tratamiento medico o farmacológico.

¿Cuáles son los principales tratamientos quirúrgicos para las hemorroides?

Los principales tratamientos quirúrgicos para las hemorroides son:
Hemorroidectomía Clásica: consiste en la remoción quirúrgica de las venas hemorroidales principales y si bien va asociada a buenos resultados a largo plazo, tiene el inconveniente de ser una cirugía que produce dolor intenso en el postoperatorio así como una recuperación lenta. Dependiendo de la técnica quirúrgica usada (técnica abierta de Milligan-Morgan o técnica cerrada de Ferguson) pueden producir algunas complicaciones postoperatorias como estenosis del conducto anal, incontinencia fecal, fisuras crónicas, fístulas o absceso anal.

Hemorroidectomia con Ligasure ®: es una nueva técnica que consiste en el uso de un sistema de sellado de vasos sanguíneos con un dispositivo que utiliza una corriente de muy alta frecuencia que proporciona hemostasia al desnaturalizar el colágeno y la elastina de la pared de los vasos hemorroidales y del tejido conjuntivo circundante. Esto hace que el uso del sistema Ligasure ® logre una propagación térmica mínima sobre los tejidos y pueda resultar en una disminución importante del dolor postoperatorio y en una recuperación más rápida cuando se compara con las técnicas quirúrgicas convencionales.

¿Es dolorosa la cirugía de las hemorroides?

La intensidad del dolor va a depender siempre del tipo de cirugía que se realice. Dentro de las técnicas quirúrgicas mas dolorosas se encuentra la Hemorroidectomía clásica o convencional, que es la responsable de los temores y mitos de esta enfermedad y su tratamiento.

En la actualidad, la Hemorroidectomía con Ligasure ®, técnica que emplea el Dr. Dick Manrique, permite tratar la enfermedad de forma diferente, mediante el uso de un dispositivo de sellado electrotérmico bipolar, que tiene la capacidad de reducir considerablemente el daño térmico adyacente a las hemorroides, produciendo muy poco dolor postoperatorio. Asimismo, la ausencia de heridas externas evita secreciones malolientes y permite al paciente reintegrarse mas rápido a sus actividades rutinarias.

¿Debo permanecer hospitalizado o es un procedimiento ambulatorio?

La Hemorroidectomía con Ligasure ® es realizada por el Dr. Dick Manrique de manera ambulatoria, es decir sin necesidad de hospitalización, estando el paciente en la sala de recuperación un promedio de 3 a 4 horas. El sangrado así como el dolor anal postoperatorio son mínimos al momento de salir de alta.

Si decido operarme ¿En cuanto tiempo puedo retornar a mis labores habituales?

La Hemorroidectomía con Ligasure ® permite al paciente reintegrarse a sus actividades cotidianas y laborales de manera progresiva usualmente entre 3 a 5 días después del procedimiento quirúrgico.

Con la Hemorroidectomía Clásica y dependiendo de la técnica quirúrgica empleada, es posible que el paciente se reintegre a sus actividades laborales después de 2 a 4 semanas.

¿Cuánto tiempo demora una cirugía de hemorroides realizada con el Sistema Ligasure ®?

Existe una gran diferencia entre el tiempo empleado para la Hemorroidectomía con Ligasure ® con respecto a las otras técnicas quirúrgicas empleadas para este tipo de patología.

El Dr. Dick Manrique realiza la Hemorroidectomía con Ligasure ® en un periodo comprendido entre 10 a 15 minutos, en comparación con el resto de cirugías convencionales donde el lapso de tiempo varía entre 40 a 60 minutos. Es importante señalar esto, ya que mientras mas tiempo el paciente permanezca en sala de operaciones, existe mayor probabilidad de que aparezca algún tipo de complicación.

¿Requiero algún tipo de preparación especial previa a la cirugía?

Para evitar cualquier tipo de complicación infecciosa en el postoperatorio, usualmente por la presencia de heces en el acto operatorio, se recomienda evitar el consumo de alimentos sólidos aproximadamente 24 horas antes de la cirugía. Del mismo modo, se indica el uso de enemas evacuantes la noche previa a la cirugía con la finalidad de realizar una limpieza adecuada del colon y pueda el paciente entrar en las mejores condiciones de asepsia (limpieza) al procedimiento quirúrgico.

¿Qué tipo de anestesia se usa?

El tipo de anestesia que se usa (anestesia general o regional) dependerá de la técnica quirúrgica que se emplee para la extirpación de las hemorroides, así como de la experiencia del cirujano y anestesiólogo.

En el caso de la Hemorroidectomía con Ligasure ®, el Dr. Dick Manrique prefiere usar una sedación endovenosa superficial combinada con anestesia regional y siempre realiza esta cirugía de manera ambulatoria, es decir, sin necesidad que el paciente sea hospitalizado. La anestesia regional, utilizada en este tipo de cirugía de muy breve duración, disminuye de manera importante el consumo de analgésicos y opiáceos en el postoperatorio inmediato.

Después de operarme ¿Las hemorroides pueden volver a salir?

Es importante tener claro que tipo de cirugía fue realizada. Si se trataron todos los paquetes principales la posibilidad de volver a sufrir síntomas hemorroidales es pequeña. Sin embargo, en ciertas ocasiones no se tratan todos los paquetes hemorroidales y en estos casos, los paquetes no tratados pueden dar síntomas en alguna oportunidad.

La Hemorroidectomía con Ligasure ® realizada por el Dr. Dick Manrique muestra un porcentaje de recidiva menor al 1% en comparación con las técnicas quirúrgicas convencionales, en la cual existen riesgos de recidiva entre un 10 a 15%.

 
Dr. Dick Manrique Mansilla, MD, FASMBS es reconocido como uno de los cirujanos más destacados en Latinoamérica en el 2012 según la prestigiosa revista